Evita estos errores al decorar tu espacio de trabajo!

Siete ideas para decorar con pensamientos positivos tu casa
20 enero, 2020
Revestimiento de pared con madera! Te contamos lo que necesitas saber!
27 enero, 2020

Evita estos errores al decorar tu espacio de trabajo!

¿Quieres renovar tu espacio de trabajo? ¡No cometas estas equivocaciones!

Elegir una mala decoración para tu oficina no solo arruinará tu vista, también puede influir en tu estado de ánimo y hasta en tu productividad. ¿Quieres acertar con la decoración? A continuación te mostramos qué errores no deberías cometer. ¡Presta atención!

 

1.- No tener un diseño en mente. 

Este es el error más común a la hora de decorar un espacio de trabajo. Antes de empezar con la remodelación, revisa páginas web como Pinterest o catálogos para definir que estilos y colores van mejor contigo. Así no demorarás horas y horas buscando en las tiendas y tomarás mejores decisiones.

2.- No cuidar la iluminación.

Muchos restan importancia a la iluminación natural, cuando esta es la que debe predominar en el ambiente. Según los estudios, favorece la sensación de bienestar y mejora la productividad. Recuerda que en oficinas oscuras es imprescindible elegir paredes u muebles de colores claros.

3.- Elegir mal el color.

Recuerda que hay una serie de tonos que son más recomendables que otros a la hora de decorar una oficinas. Los colores llamativos no siempre son una buena opción. lo ideal es elegir colores neutros y claros, que trasmitan serenidad, calidez y estimulen los sentidos.

contemporary office

4.- No pensar en los dispositivos electrónicos. 

Otro error muy típico al decorar espacios de trabajo, sobre todo en oficinas donde trabajan varias personas, es no considerar qué dispositivos van a utilizarse (computadoras, telefonos. televisores y otros). Todos necesitan cables Es importante que pienses en cómo ordenar los cables y enchufes, de modo que no afecten la estética del lugar.

5.- No elegir bien los muebles.

La premisa es simple: no debes sobrecargar el espacio. Así que evita poner muchos muebles o utilizar piezas de mobiliario muy grandes o voluminosas. Eso sí, no te dejes llevar únicamente por la estética y toma en cuenta la funcionalidad, comodidad y calidad de las piezas. Antes de comprar los muebles, mide el espacio para evitar futuros problemas.